Quien pega a una mujer mayor maltrata a toda la sociedad

En la Semana internacional contra la Violencia de Género, y en vísperas de este 25N, quiero lanzar un grito desgarrador contra cualquier tipo de violencia contra la mujeres, ¡claro!, pero muy especialmente contra nuestras mayores.

Esas mujeres que todo nos lo dieron, con las que nuestra sociedad, no sólo nosotros a nivel individual, estamos en deuda. Participaron activamente en la recuperación de un país destrozado física, económica y moralmente por la peor de las guerras, la civil, fueron madres, esposas y soportes de una sociedad tradicional que las necesitaba para respirar pero que no reconocía su importancia. Supieron luchar, desde una postura silenciosa, para que sus hijas e hijos tuvieron más oportunidades y una vida mejor. Y lo consiguieron, vaya si lo consiguieron. Y que ahora, como abuelas, son también las cuidadoras de sus nietos, quienes sustentan el apoyo económico a sus familias en época de crisis y quienes siguen sin exigir nada y todo lo dan.pexels-photo-12971

La violencia contras las mujeres mayores es consecuencia directa de la discriminación de género, a la que se une además la discriminación por edad. En este sentido, hay que tener en cuenta que el envejecimiento afecta de forma diferente a hombres y mujeres, debido a la adopción de roles diferentes a lo largo de su vida. Los atentados y asesinatos de mujeres mayores forman parte de nuestra sociedad.

Según la macroencuesta en materia de violencia de género (2015), el 9,5 % de las mujeres de más de 65 años afirma haber sufrido alguna vez en su vida violencia de género y el 1,1 reconoce estar sufriendo estos abusos en la actualidad.

Hoy y siempre, y muy especialmente en esta semana tan simbólica, es pido la colaboración de todo el mundo para detectar, frenar y denunciar la violencia contra las mayores, y tratar de afrontar esta realidad que, por muy oculta que esté, nos hace vivir en una sociedad enferma e injusta.

Por parte de mi grupo y mi fundación, nos comprometemos a luchar contra esta lacra a través del Método Hoffmann.

Va por ellas! Nuestras mayores!

Consejos de Catalina Hoffmann para una jubilación saludable

El Método Hoffmann y Vitalia apuestan por prevenir y que las personas que comienzan esta nueva etapa sean felices, positivos y con tiempo para los pequeños placeres de la vida

La jubilación puede tener consecuencias positivas o negativas, o ambas cosas, en función de la personalidad de cada persona. Sin embargo, puede llegar a convertirse en una etapa dorada, productiva y feliz si se saben reconducir las emociones y la forma de vivir. Aquí van algunos consejos de la experta en mayores, Catalina Hoffmann, creadora del Método que lleva su nombre y de los centros Vitalia, para aportar a los senior la mejor calidad de vida.

  • Aprovechar para ocupar el tiempo postergado en aras del trabajo o los hijos en las cosas que siempre quiso hacer y tuvo que dejar en un segundo plano.
  • No caer en el error de decir “ya es tarde para hacer esto” o “a esta edad me voy a poner a hacer lo otro”.
  • Ocuparse de usted sin sentirse obligado a cumplir con las demandas de los demás, de aquellos que aparezcan diciendo “ahora que no tienes nada que hacer por qué no me…”.
  • Si se necesita y se quiere, continuar frecuentando las amistades que se tenían en el trabajo. El hecho de haberse retirado no quiere decir que uno tenga que perderlas.
  • Compartir sus sensaciones con personas que hayan pasado por lo mismo y también con su familia; sobre todo, no encerrarse en uno mismo.
  • Disfrutar de las libertades que tiene la edad: menor responsabilidad en el cuidado de los hijos, mayor desenvoltura sexual, el teatro, el cine, etc.
  • Disfrutar de los nietos todo lo que pueda, pero no educarles, que esa responsabilidad corresponde a sus padres.
  • Es un momento excelente para cuidarse: hacer el deporte o la actividad para la que nunca tuvo tiempo y una dieta saludable y rica que le permita saborear de los mejores productos de nuestra tierra.

Los consejos para el verano de Catalina Hoffmann

Decálogo de buenas prácticas en Vitalia para que los mayores disfruten de la época estival

Iniciamos esta semana una serie sobre consejos semanales de Catalina Hoffmann a los mayores en la etapa estival. Comenzamos, siempre en base a sus investigaciones a través del Método Hoffmann, con recomendaciones para que los senior disfruten de un buen verano y puedan superar las subidas de las temperaturas y golpes de calor.

Decálogo para el verano

  1. Comer con moderación: Consumir preferentemente frutas y verduras. Bajar el consumo de proteínas. Asimismo es mejor comer más veces en el día pero menos cantidad.
  1. Abundante hidratación: En el verano el cuerpo transpira más para lograr enfriarse y mantener una temperatura adecuada, por lo que debe reponerse el líquido perdido. Más cuidado se debe tener si se toma medicamentos de tipo diurético o hipertensores y considerando que en un normal proceso de envejecimiento disminuye la sensación de
    sed dado que el hipotálamo -área del cerebro que produce hormonas que controlan la sed, el hambre, la temperatura corporal- ya no funciona como antes.
  1. No consumir Alcohol: El alcohol da más sed y deshidrata.
  1. Poco o nada de sal: Las personas normotensas tienen que consumir sal en forma moderada; y las hipertensas, nada.
  1. Cuidado con la exposición al Sol: Se debe evitar la exposición a los rayos solares entre las 11 y 17 horas. También se debe usar un factor de protección elevado, un gorro y ropa amplia, suelta, para dejar que el cuerpo se enfríe y de colores claros – preferentemente blanco-. Asimismo, al aire libre recomienda estar debajo de las hojas de los árboles o plantas, ya que es lo único eficaz a los rayos ultravioletas.
  1. Evitar los cambios bruscos de temperatura: Permanecer en lugares frescos y a la sombra. Mantener la casa fresca. No mantenerse en habitaciones con el aire acondicionado en temperaturas excesivamente bajas, preferentemente usarlo entre 22 y 24 grados.
  1. Prevenir el golpe de calor y la insolación: Los síntomas son parecidos: náuseas, vómitos y desmayos. La insolación se debe a una exposición directa al sol, y por efecto directo de las radiaciones solares causa deshidratación, lesiones en el cerebro, microhemorragias. Y el golpe de calor se debe por estar en un ambiente -no es necesario haber estado bajo el sol- con mucho calor, lo que provoca deshidratación e hipertemia.
  2. Cuidar la presión arterial: Tanto alta como baja, porque ambas aumentan el riesgo de caídas y las consecuentes fracturas -mayormente de cadera-.
  3. Controlar que no se hinchen los tobillos: La forma más fácil de controlarlo es mirar si al sacar la media queda un surco en la pantorrilla y frente a esta situación ir al geriatra.
  1. Disfrutar de la compañía de los seres queridos, pero en la sombra

Esta subida rápida de las temperaturas en ciudades como Sevilla hace que probablemente nos encontremos con un cansancio importante, con sofocos e incluso con insomnio pero, los síntomas que el calor provoca en los mayores, es mucho más significativo que en el resto de la población, siendo fundamental que se tomen en serio unas recomendaciones sencillas que facilitarán que el verano sea una etapa de esparcimiento y alegría.

Día Mundial Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato en la Vejez

La ONU estima que entre el 4% y el 6% de las personas mayores de todo el mundo ha sufrido alguna forma de abuso y maltrato. Un dato escalofriante que no puede quedarse en una cifra o en un día, el 15J, si no en un grito de la humanidad por las personas a las que debemos todo lo que somos, nuestros pasado y parte de nuestro futuro.

Desde siempre tuve claro mi apuesta por los mayores, por su dignidad, por mejorar su  calidad de vida. Por eso, hoy más que nunca, o mejor dicho como siempre, me uno a este grito desgarrador por el respeto a nuestra esencia a nuestra gente, a nuestros mayores.

Una sociedad que no digo maltrata, porque sería injusto generalizar y me consta que hay miles de millones de personas en el mundo que respetan, quieren y, si es necesario, apoyan y ayudan a sus adultos mayores, pero sí hace un poco la vista gorda a esta situación, es una sociedad que necesita regenerarse, ser mejor de lo que es y comprometerse.

Retratos Catalina 029

Las personas de más de 65 años, o de 80, o de 90, es igual, no pueden quedar en el abandono o el olvido. Es algo que desde las instituciones públicas y privadas no podemos permitir. Las campañas por esta causa, como la de hoy en el Día Mundial de la Toma de Conciencia del Abuso y Maltrato a la Vejez, deberían ser tan intensas e importantes como la de la violencia de género. Es más, en muchos casos es lo mismo, porque la ONU también reconoce que las víctimas del maltrato al mayor se da también más contra las mujeres.

La prevalencia de víctimas de maltrato es mayor entre los ancianos dependientes (1,5%) que en la población general (0,8%), según un informe del Centro Reina Sofía. Además, revela que el 75% de los cuidadores que incurren en maltrato son mujeres. Aproximadamente uno de cada 100 ancianos fue víctima de maltrato intrafamiliar en España en 2005; esto supone, a escala nacional, cerca de 60.000 ancianos maltratados cada año. Este porcentaje de maltrato se cuadruplica entre los que presentan una dependencia grave (que requieren de ayuda al menos cinco horas al día). Datos terribles que no podemos permitir, que vamos a denunciar y hacer público dentro de nuestras posibilidades y a través de nuestros centros de día Vitalia y HoffmannWorld.

Una sociedad no será sana mentalmente si no respeta los derechos de nuestros mayores.

Día Internacional de la Mujer. Va por ellas

Día Internacional de la Mujer. Va por ellas

Por Catalina Hoffmann

Cuando en el mundo entero se celebra el día Internacional de la Mujer, yo quiero unirme a tanta fiesta por el 8 de marzo y hacer mi particular homenaje a nuestras mayores. Las mujeres mayores de todo el mundo que han vivido y sido testigo, en muchos casos, en los acontecimientos más inmensos y terribles del mundo, pero sobre todo de sus consecuencias.

Gracias al Método Hoffmann tratamos a mujeres en diferentes puntos del planeta. Ahí tenemos a las españolas que consiguieron dar un mundo de bienestar a sus familias y nuevas generaciones en medio de una dura postguerra plagada de necesidades, estrecheces y sinsabores.

Catalina Hoffmann en el Centro de Dia Vitalia Alcalá de Henares

Pero ni las españolas, ni las mexicanas –que tuvieron que hacer frente a la inmigración de sus maridos durante todo el S.XX a EEUU- muy especialmente tras la Segunda Guerra Mundial, y ellas mismas de la zona rural a las capitales donde esperaban encontrar un mundo mejor, ni, entre otras, las asiáticas que sufrieron las consecuencias de duras transformaciones políticas sin que nadie las tuvieran en cuenta, priorizaron sus intereses frente al mundo que les tocó vivir.

Muchas de nuestras mayores, las que hoy atendemos en diferentes puntos del planeta a través de nuestros centros de día Vitalia, o en programas del Método Hoffmann han pasado hambre y sed de justicia, libertad, atenciones y respeto. Hoy, en países como España, siguen siendo el eje central de la familia, mientras cuando ya les tocada descansar, cuidan de sus nietas y ayudan a la economía de sus hijos muy quebrada en los últimos tiempos.

Nada nos produce más satisfacción que verlas mejorar, recuperarse, sonreir y cumplir años con salud. Hoy desde todos los rincones donde está el Método Hoffmann les dedicamos nuestras atenciones, cariño y profundo respeto. Hoy y siempre, va por ellas.

Viaje sin Retorno

Hemos llegado a México para quedarnos. El Método Hoffmann, que desde hace dos años se aplica en el centro de día Vitalia Polanco en Ciudad de México, ha tenido un desarrollo terapéutico y de desarrollo de negocio como hasta ahora no habíamos experimentado en ninguna otra parte del mundo.

La experiencia generada durante 12 años en España, la proyección internacional en México y Brasil, han ayudado a que todo fluya más y mejor en el maravilloso país que me vio nacer y que tan receptivo se está mostrando para conseguir revolucionar el cuidado de los mayores.

Catalina Hoffmann en su visita a Vitalia Polanco

Catalina Hoffmann en su visita a Vitalia Polanco

En ese maravilloso rincón de Polanco, Vitalia, con el licenciado Rodolfo Herrera al frente, se demuestra cada día que el adulto mayor puede mejorar, a través del Método Hoffmann, se tengan 70, 80 ó 90 años.

 

Otro excelente rincón de México, San Pedro Garza García, está a punto de poner en marcha Vitalia Monterrey, mientras el Club Bosques en Ciudad de México ofrece un completo programa de actividades para los mayores de 50, basado en el Método Hoffmann, con el objetivo de que la prevención y la vida saludable retrasen los síntomas del envejecimiento y podamos llegar a los 90 con una excelente calidad de vida.

Quiero reconocer especialmente a Patricia Román y Francisco Rosas, mis manos derecha e izquierda en México, su dedicación, confianza, esfuerzo y entusiasmo para conseguir que el adulto mayor reciba la mejor de las atenciones y ayudar, en lo posible, a que cumplir años sea una oportunidad y no un problema social.

México tiene la oportunidad, así como el resto de países de su entorno, de apuntarse al tanto de estar preparado para la maravillosa circunstancia de que sus ciudadanos vivan más y mejor. Por eso trabajamos de forma incansable, sabiendo que merecerá la pena.

Premio para Vitalia del Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid

Estamos de enhorabuena en la familia Vitalia y HoffmannWorld! El Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid, y en su nombre su presidenta, Sonia López Arribas, me entregó el Premio compartido con el Dr. Sueiro, gran neumólogo y gran persona, “Humanización de la Medicina” que cada año otorga esta institución en nombre de la Fundación Vicente Pozuelo Escudero.

Recogí el premio, junto al Dr. Sueiro, en nombre de Vitalia Ferraz, centro en el que vamos a desarrollar, a través del Método Hoffmann, el proyecto de mejora de calidad de vida y bienestar en grupos de edad avanzada y diferentes patologías crónicas avanzadas”. Y allí estaba mi equipo, de Vitalia Ferraz y de HoffmannWorld, celebrando conmigo un día tan especial, un reconocimiento tan importante para el Método Hoffmann.

IMG_5007

Y allí estaba el auditorio del Gregorio Marañón lleno hasta la bandera para este reconocimiento que nos llena de orgullo por un trabajo desarrollado durante 12 años y en el que no hemos dejado de insistir en que “otra forma de envejecer es posible”.

Desde el Método Hoffmann, con todo nuestro equipo, y con toda la fuerza de la que soy capaz, hoy desde México y junto a mis socios de HoffmannWorldMéxico quiero seguir insistiendo en que los mayores, tengan la edad que tengan, tienen opción de mejorar a través de la neuroregenación neuronal, y que incluso en casos de enfermedades degenerativas como el Alzheimer o el Parkinson, cuando mejoras la calidad del afectado y de su familia, consigues que su vida sea mucho mejor.

Y seguimos avanzando, por nuestra razón de ser, los mayores, hoy con un premio más y otro aliciente para demostrar que hay formas de cuidar a los senior para dar vida a los años y no años a la vida.

Enhorabuena a todo nuestro equipo de Vitalia Ferraz con su directora Sandra Muñoz a la cabeza y, a nuestra experta en el Método Hoffmann, Laura Martín, que desde HoffmannWorld, tanto ha trabajado por este proyecto. Gracias a los que hacéis posible, a mi lado, la mejor atención a los mayores

Una Apuesta Internacional y de Futuro

Vuelvo a retomar mi blog en este 2016 llena de esperanza, de ilusión y más convencida que nunca de que nuestros mayores no sólo tienen presente, también futuro. Porque el mañana no es cuestión de prolongación de tiempos o de espera, es cuestión de vivir el presente para que haya un nuevo reto y esperanza por lo que levantarse cada día. Y si algo han hecho nuestros mayores, los que han creído y apostado –junto a sus familiares- por el Método Hoffmann, es que mejorar es posible y que debemos dar vida a los años y no años a la vida. Pues 12 años después, a pesar de las vicisitudes y dificultades, en eso seguimos. Pero con el orgullo de haber conseguido en este tiempo importantes casos de éxito.

 

Confieso que ha sido un año 2015 duro. Tan duro que se me puso a prueba. Pero ni en los peores momentos, ni cuando había quien estaba dispuesto a que no hubiera un mañana para mí y mi proyecto con los mayores, tuve dudas de que el esfuerzo y enfrentarnos a la sinrazón merecía la pena. Y pronto llegaron resultados en medio de la adversidad. Las cosas podían estar difíciles en España para una pionera como yo. Los emprendedores no estamos de moda en nuestro país se diga lo que se diga. Pero diferentes países de Iberoamérica me abrían sus brazos para conocer el Método Hoffmann al mismo tiempo que conseguíamos introducirnos en Asia, a través de Indonesia y Malasia.

IMG_2701

Qué momento y qué orgullo de que entre todos: los mayores y su demostración de que sí existe un mañana para ellos; sus familiares que a veces con la desesperanza de experiencias anteriores venían a nosotros con mucha angustia; y mi equipo, el que sigue a mi lado tras pasar, junto a mí, momentos muy difíciles, hayamos hecho posible día a día el mejorar la calidad de vida de las personas que llegan a la tercera juventud.

 

Nuestros proyectos, como NESS, nuestros centros de día Vitalia, la formación en el Método Hoffmann y el licenciamiento de nuestro método -la joya de la corona- nos mantienen vivos y coleando. Dispuestos a comernos el mundo, ese mundo que tan bien nos recibe y que reconoce que, en su momento, y desde mi España querida –esa que tanto duele como al poeta- conseguimos un método de tratamiento que ha revolucionado internacionalmente el cuidado de los mayores.

 

Queridos amigos y seguidores de mi blog. Volvemos para quedarnos, porque frente a lo que algunos pretendían, nunca nos fuimos. A vuestra disposición y, sobre todo y como siempre, a disposición de los mayores. Son nuestra razón de ser.

Zaragoza Ya Está en Nuestra Red del Grupo Vitalia

El pasado jueves inauguramos en Zaragoza el centro de día más joven, hasta
el momento , de la red del Grupo Vitalia. La vida como empresaria tiene
luces y sombras, alegrías y preocupaciones, riesgos y compensaciones, pero
la puesta de largo de Vitalia Zaragoza, con la gerente Blanca
Fernández-Galiano a la cabeza, me ha permitido vivir uno de los momentos más
apasionantes de mi trayectoria emprendedora.
Más de 200 personas, entre los que se encontraban el consejero de Sanidad,
dos directoras generales y muchísimos representantes del sector
sociosanitario de Aragón, respaldaron a Blanca y al Grupo Vitalia en esta
nueva apuesta por la atención a los mayores a través del Método Hoffmann.

IMG_1857
Estoy eternamente agradecida a tantas personas que quisieron acompañarnos y,
sobre todo, arropar a mi querida Blanca en este viaje, un riesgo y un reto
que va a darle muchísimas compensaciones a una mujer que se merece que
Zaragoza y Aragón la respalden, la premien y la apoyen.
Vitalia Zaragoza va a demostrar, como el resto de centros de la red del
Grupo Vitalia, que mejorar es posible se tengan 70, 80 0 90 años. Las
terapias del Método Hoffmann demostrarán también en Aragón, con casos de
éxito de mayores, que mejorar la calidad de vida de los mayores, incluso
quien tiene Alzheimer, Parkinson o ha sufrido un ictus, es posible.
Gracias Blanca Fernández-Galiano por apostar conmigo en este viaje. Estaré a
tu lado en cada paso, en cada éxito, en los mejores y también peores
momentos, que de todo sufrimos los emprendedores.
Nunca olvidaré el recibimiento que nos hizo Zaragoza el pasado jueves. Un
reconocimiento que a ti te corresponde. Enhorabuena y mucha suerte. Te la
mereces.

Día Internacional de la Lucha contra la Violencia de Género

Como siempre he hecho, me uno un 25 de noviembre más como fecha simbólica, al Día Internacional contra la Violencia de Género. Valoro, respeto y felicito a quienes hoy, y día a día, desde las instituciones, asociaciones y entidades sin ánimo de lucro, recuerdan que una sociedad avanzada y sana debe denunciar y condenar a los maltratadores y solidarizarse y ayudar a las víctimas.

Pero, desde mi perspectiva de experta en mayores, me vais a permitir que rinda desde aquí homenaje a quienes sufrieron y lucharon contra esta lacra social cuando el tema no estaba socialmente reconocido y se consideraba la violencia contra las mujeres una cuestión privada y de cada familia: A mis mayores.

A esas que siendo pioneras en su momento desde las escuelas, algunas pocas desde las instituciones, y muchas desde la calle, ya levantaron su voz para dignificar a las mujeres. En aquellos años 50, 60 ó 70, cuando la víctima se convertía en la responsable de todos sus males, cuando los niños y niñas desde sus hogares crecieron pensando que era normal que su padre levantara la mano a su madre, le gritara o recordara que ella no sabía nada y cuando, si se conocía algún caso cercano, se miraba para otro lado porque “cada uno debe ocuparse sólo de lo que pasa en su casa”.

catalina sarria

Esas mujeres valientes y pioneras, las que sin la educación en igualdad y solidaridad que ya hemos conocido los y las más jóvenes, alzaron la voz y dijeron “basta ya” desde la incomprensión y el desprecio de una sociedad que no estaba preparada para reconocer como iguales a los hombres y las mujeres, son hoy para mí las auténticas heroínas contra la Violencia de Género y a las que realmente quiero rendir este homenaje.

Esas mujeres que vivieron la postguerra, las necesidades básicas, la casa llenas de pequeños que sólo eran su responsabilidad y que no tuvieron voto, pero tampoco voz, son las que nos llevaron a una sociedad del bienestar, con dignidad y por increíble que parezca hoy, silenciadas y poco valoradas.

Pues va por ellas, por mis mujeres mayores y eternamente jóvenes, con espíritu de superación, de responsabilidad, de amor por los suyos y de gran dignidad personal.

A ellas les debemos lo que hoy somos. Gracias!